martes, 29 de diciembre de 2009

No me canso

No me canso de ver en tus ojos tanta ternura, como me miran...son especiales, son únicos, son tuyos. Me quiero hundir en ellos durante horas, días, años. Me reflejan protección, seguridad, calor. No quiero dejar de mirarlos ni quiero que desaparezca esa pequeña luz de ilusión que me muestran, son los ojos de una niña indefensa y que solo pide que le den amor.

Creeme, mi vida, no me canso tampoco de tus labios, que me dejan beber de ellos en besos suaves, lentos, dulces y cálidos. Que a veces muestran sonrisas pícaras, o sonrisas de felicidad, o una mueca de tristeza que siempre intento cambiar. O cuando se abren para soltar una carcajada. Tu sonrisa provoca la mía, aunque no la muestre en el exterior me hace feliz verte feliz a ti.

Tus abrazos, tus caricias...no puedo cansarme de ellos. Son reconfortantes. Tus brazos me cubren y hacen que nuestros cuerpos encajen perfectamente, como si fuesemos dos piezas que no están completas hasta que están juntas. Y tus caricias, que hacen que me derrita, tan suaves... Sintiendo como las yemas de los dedos acarician lentamente mi rostro.

No puedo cansarme de tí, porque aún tengo demasiado amor que entregarte, y que apenas te he mostrado en todo el tiempo que llevamos juntas. Es mucho, más de lo que piensas, y no puedo cansarme de tí, porque no puedo vivir sin tu calor, sin tu sonrisa, sin tu mirada, tus caricias...sin ti. No lo dudes,amor, mi amor por tí es para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada