jueves, 8 de octubre de 2009

Su última mirada

Con el corazón rebosante de felicidad, Derek se presentó en casa de Casandra para deleitarse con su presencia. No importa las veces que ella le rechace, o todas las veces que le hizo daño. Él sueña con ella, se desvive por enamorarla, es amor... dulce a la vez que amargo, hermoso a la par que doloroso...solo que a él le ha tocado experimentar solo la parte mala de este sentimiento.
Casandra abre la puerta, un rasgo de sorpresa recorre fugazmente su rostro, volviéndose repentinamente frío y distante. La puerta se cierra de golpe. Derek siguió insistiendo... no es la primera vez, ni la segunda o tercera... a decir verdad ha perdido la cuenta de las veces que lo ha intentado. Finalmente, se dio por vencido. Cuando se estaba dando la vuelta, la puerta se abrió tras él, y contempló la hermosa figura de Casandra... en cuya expresión se veía dibujada una sonrisa. Sus labios hicieron una mueca, y de ellos salió una palabra.

-Adelante.

Inmediatamente, Derek hizo caso y se adentró en aquella casa, rebosante de felicidad. Casandra le sirvió un poco de café. Estaban sentados a ambos extremos de una enorme mesa. Los silencios eran incomodos, Derek solo se movió para dar un gran sorbo a su café. En el rostro de Casandra, apareció una sonrisa fugaz.

-Dejame vivir...- le suplicó Casandra a Derek.

-Si no vives junto a mí, no vivirás junto a nadie. -añadió Derek fríamente.

Derek se levantó bruscamente, agarró un cuchillo y corrió hacia Casandra. Ella se levantó bruscamente de la silla y retrocedió. Entonces, Derek cayó al suelo. Quemaba. Su garganta ardía, no aguantaba el dolor...¿el café? Lágrimas se escapaban de sus ojos, y dirigió su última mirada a la mujer que siempre amó...

-Tuve que acabar con tu vida, para poder vivir la mía...

"Si amas a alguien dejalo libre, si regresa entierrale varios cuchillos de veinte centímetros...si regresa otra vez... entonces ¡corre! ¡solo corre!"

E.A.P

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada