domingo, 11 de octubre de 2009

Un beso

Sumergiendome en un mundo lleno de sensaciones. Tu beso me hace estremecer, alcanzar el paraiso. Cálido, me envuelve y me acoge, intentando olvidar el frío, y derretirme con su calor. Dulce, distintos sabores en cada beso, cada uno más dulce que el anterior. Tierno, tus labios, me regalan ternura y su suavidad me relaja. Me derrito con el sabor que me ofrece la ternura de tus labios, suaves, frágiles, inagotables...
Lentos, frenéticos, largos, cortos, de distintos tipos, cada uno reflejando y causando miles de sensaciones que no se pueden describir con palabras, aunque todos me afirmen el hecho indiscutible de que te amo con todo mi ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada